Norberto Bogard

El editor de la guía más completa de arte, cultura, espectáculos y comida de la vibrante comunidad latina en Nueva York.

RC.-Norberto, qué recuerda del bellísimo estado de Veracruz..?

– Es mi estado, y puedo plantearlo con orgullo: tal vez uno de los más hermosos de la República Mexicana, por su diversidad en ámbitos geográficos, idiosincrasias, etnias, gastronomía, y una alegría de sus habitantes muy única. Todo eso es lo que recuerdo siempre, y por supuesto, muchas de mis mejores experiencias están totalmente vinculadas a la gastronomía, los volovanes, por ejemplo, los tamales, la lengua a la veracruzana, el buen café. Nací en un pueblo pequeño, Misantla, y es imposible olvidar, por citar sólo algo simple, los atardeceres en el río del lugar, sus muy particulares sonidos o el bullicio cotidiano del mercado.

RC.-Cuándo se decidió por la comunicación?

– Fue difícil elegir una profesión, deseaba estudiar leyes, medicina, arquitectura, literatura… en fin, tantas cosas, y al final opté por el periodismo porque imaginaba que me daría acceso a todas las disciplinas que me interesaban. En parte, ha sido así, aunque siempre queda la incertidumbre de que se es “aprendiz de todo y maestro de nada”, como decimos en mi pueblo.

RC.- ¿Qué lo motivo a buscar el éxito en Nueva York?

– No creo que vine con la idea de encontrar el “éxito”, pero sí de satisfacer inquietudes profundas. Una de las carreras que más me atraía era la actuación, algo difícil de considerar como forma de vida, por lo menos en mis circunstancias, pero cuando tuve cierta estabilidad económica y profesional en México, opté por tomar un receso en el periodismo y venir a Nueva York a estudiar en una de las mejores escuelas, “The Lee Strasberg Theater Institute”. Tras dos años de estudios, me dí cuenta de que había llegado tarde al juego, en Nueva York el ser actor es algo sumamente serio, y los miles de actores que buscan un espacio, han iniciado su desarrollo desde muy temprana edad.  Pero me encantó la ciudad y decidí buscar mi propia ruta en lo que sabía hacer, el periodismo.

RC.-¿Cómo fueron sus primeros días fuera de México?

– Duros. Nueva York es una ciudad muy difícil, extemadamente competitiva, pero con una fuerza de atracción que hace que se resista todo.

RC.-¿Cómo es  la “Gran manzana”?

– Si hay que definirla, fascinante y única. Confluyen todas las nacionalidades aquí, es como vivir en todos los países del mundo de manera simultánea.

RC.- ¿Qué es lo que más le atrae de esa ciudad?

– Eso precisamente, la posibilidad de conocer a gente de todo el mundo. Literalmente. Y su diversidad, en todo tipo de circunstancias.

RC.- La comunidad latina,  ¿se abre a los nuevos integrantes?

– Es una dinámica compleja, la integramos personas de las más diversas nacionalidades, puertorriqueños, dominicanos, colombianos, argentinos… pero al final cada quien acaba encontrando su propio espacio.

RC.-¿Cómo  va la herida de los latinos con la tragedia de las Torres gemelas..?

– Aún es dolorosa, afectó a muchos trabajadores que desempeñaban labores básicas en negocios y establecimientos del área; pero como para el resto de todos los neoyorquinos, es una herida que va cicatrizando.

RC.- ¿Qué experiencia le dejo su colaboración con Univision..?

– Invaluable. Trabajé en la empresa como reportero casi tres años, y me permitió conocer a fondo la ciudad.

RC.- ¿Y los 10 años en Bloomberg?

– Aquí fui reportero financiero,  es una de las grandes empresas informativas del mundo, y fue un enorme privilegio pertenecer a ella, me permitió descubrir que la economía está íntimamente vinculada a acontecimientos geo-políticos y sociales.

RC.- ¿Qué tan importante es la comunidad mexicana en Nueva York..?

– Vital. Ha crecido enormemente en los últimos quince años. Entre sus miembros hay una clase trabajadora, profesional, artística, y todos respaldan de manera vigorosa a la economía de la ciudad e imprimen una energía muy única a la dinámica urbana.

RC.-Un artista latinoamericano, ¿aún puede triunfar allá?

– Si tiene talento y perseverancia, ¿por qué no?

RC.- ¿Cómo ven a México desde allá los mexicanos?

– Hay siempre añoranza por el país de origen, sus costumbres, sus tradiciones. Por suerte, ya el eco es casi instantáneo, vivimos “México on the Hudson”, pues contamos con múltiples establecimientos para conseguir todo tipo de ingredientes gastronómicos, música, todo tipo de restaurantes con nuestra comida, en fin todo, incluyendo más de veinte mariachis y una escuela del género.

RC.-¿Cómo nació la revista “PIE DERECHO”?

– Al perder mi empleo en la última empresa en la que trabajé, algo tenía qué hacer. Me dí cuenta que se necesitaba un espacio para una publicación que informara de todos los eventos latinos, con profesionalismo y abarcando a todas las comunidades, y ése fue el principio. El resto ha sido trabajo, trabajo y más trabajo.

RC.- ¿Se imaginó tanto éxito?

– No sé si puedo llamar ya ‘exitoso’ mi proyecto, creo que se va consolidando, y ha tenido gran aceptación por su originalidad, pero aún estoy en una etapa de desarrollo, así lo definiría. Y si hay algún inversionista que desee seguir respaldando todo, bienvenido, hasta ahora la empresa se ha sostenido con mis ahorros, que obviamente, tienen un límite. Aunque todo marcha con “pie derecho”, por fortuna, ya he publicado 15 ediciones. Si de algún éxito puedo hablar, y debo reconocerlo, es precisamente éste.

RC.- Con esta revista, gratis y distribuida en 300 lugares clave, ¿se da cuenta qué unirá más a los latinos?

– Lo que nos unirá más es el interés legítimo de compartir  tanto semejanzas como diferencias. Todos podemos aprender de todos, y, lo más importante, realmente disfrutarlo.

RC.- ¿Qué anécdotas le ha dejado “PIE DERECHO”?

– Muchas, como haber logrado entrevistas exclusivas edición tras edición, contar con el privilegio de tener firmas de escritores de la talla del puertorriqueño Luis Rafael Sánchez, tener la más favorable de las aceptaciones de propios y extraños, y escuchar una y otra vez que por fin apareció en Nueva York una revista que hacía falta.

RC.- ¿Qué es para usted México?

– En una palabra, mis raíces. Entrañables. Unicas.

RC.-Norberto, ¿existe el “sueño americano”?

–  Yo creo que tiene un significado diferente para cada inmigrante, pero siempre alentador.

RC.-¿Cuáles son son proyectos actuales y a futuro?

– Seguir impulsando mi empresa, por ahora pequeña, para que “Pie Derecho” siga caminando por la vía correcta.

RC.- En tres palabras, ¿quién es Norberto Bogard?

– Al final del cuentas, creo que soy una mezcla de las cualidades de un periodista y un actor: un hombre con un sentido de curiosidad profundo, una enorme empatía por todos los seres humanos, y un deseo de aportar, en mayor o menor medida, lo mejor de mí mismo para contribuir a un mundo más justo, con aliento y optimismo. Muchas gracias por sus agudas preguntas, Ramón, me permitieron reflexionar puntos importantes sobre mi vida, que tal vez de otra manera podría seguir pasando por alto en esta frenética vida neoyorquina.

Anuncios

Publicado el mayo 24, 2011 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Concepcion miaja de la peña

    Felicidades sigues en lo tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: