Luis Barron

“SACAR LA HISTORIA DE LA REVOLUCION MEXICANA DE LA ACADEMIA,DE LAS UNIVERSIDADES, DE LAS AULAS, QUE LA SOCIEDAD PUEDA ACERCARSE A ELLA, REINTERPRETARLA Y ASI VOLVERIA A HACERLA SUYA”.

RC-DR. LUIS COMO SURGIO SU INTERES POR LA HISTORIA DE MEXICO..?

Cuando terminé la licenciatura en Economía en los primeros años de gobierno de Carlos Salinas de Gortari, sentí que me faltaba entender por qué México no se comportaba, en términos de la teoría económica, como otros países en donde se trataba de aplicar el llamado modelo de la economía neo-liberal. Por eso empecé a leer historia pero, naturalmente, en esos años leí mucha historia económica. Ya después, cuando conocí al Dr. Friedrich Katz y empecé a estudiar con él, me alejé de la historia económica y encontré mi interés por la historia política y social.

RC.-QUE TAN GRANDE ES EL COMPROMISO DE LOS MEXICANOS CONOCER LO QUE USTEDES LOS INVESTIGADORES COMPARTEN..?

Yo creo que la relación entre los historiadores de la academia y los lectores, los mexicanos de la calle, es muy marginal. Hay pocos académicos que tienen interés de hablarle al público en general, a los lectores no especializados. En la academia, creo yo, ha habido mucho más interés por publicar en revistas especializadas, tener debates entre colegas y “pelear” contra la llamada historia oficial, que en mantener una conversación fluida con el público en general. Por eso, creo, la novela histórica ha tenido tanto éxito en México, porque los escritores han explotado mucho más el interés que tienen los lectores y el público en general por nuestra historia.

RC.-EL MOSAICO DE LUCHAS REGIONALES FORMO LA REVOLUCION MEXICANA..?

Que la revolución es un mosaico de luchas regionales que respondieron a sus propias cronologías y particularidades es algo que la historiografía empezó a reconocer desde los años sesenta. Yo creo que ya no hay historiadores profesionales o académicos que se atrevan a escribir revolución con mayúscula. Creo que la historia regional ha hecho las contribuciones más importantes a la historiografía de la revolución en los últimos veinte o treinta años.

RC.-PORQUE CONSIDERA A VENUSTIANO CARRANZA COMO UN VENCEDOR..?

Carranza fue el “vencedor” de la guerra civil de 1914-1915 sólo si se habla de dos aspectos muy concretos. El primero es la historia militar. No cabe duda de que el ejército carrancista (la facción del ejército que siguió a Carranza luego de la escisión de la División del Norte del Ejército Constitucionalista) resultó vencedor luego de las batallas del Bajío. Carranza, durante 1916 y 1917 controló militarmente, casi en su totalidad, el territorio de la República. No hubo otro líder militar que pudiera disputarle el control del poder nacional.

El otro aspecto tiene que ver con la imposición de un proyecto. Creo también, sin ninguna duda, que la Constitución de 1917 fue producto del proyecto carrancista. Que el Congreso Constituyente haya reconocido la necesidad de incorporar las reformas sociales al proyecto constitucional no cambia el hecho de que la Constitución fue la coronación del triunfo ideológico de Carranza.

RC.-EN SU LIBRO: “HISTORIAS DE LA REVOLUCION MEXICANA”., QUE  NOS OFRECE DON LUIS BARRON..?

Historias de la Revolución mexicana tiene dos partes. La primera es un ensayo interpretativo de la historiografía de la revolución dirigido a quienes empiezan a estudiarla; es un recorrido por los textos que se escribieron sobre la revolución hasta, más o menos, el año 2000 que explica las razones de quienes los escribieron e intenta interpretar las visiones de quienes trataron de entender lo que había sucedido en México entre 1910 y 1940.

La segunda parte es una larga bibliografía que agrupa todas esas publicaciones por temas, de modo que, quienes empiezan a estudiar la revolución, puedan utilizarla como una herramienta de investigación.

El libro no pretende debatir con los especialistas, ni hacer tampoco una interpretación original de la historiografía, sino guiar a los estudiantes cuando se encuentran, por primera vez, con lo que es quizá el cuerpo de literatura más grande dentro de la historiografía sobre México.

RC.-DR. LUIS, PORQUE AFIRMA USTED QUE EL UNICO PUNTO FIJO  EN NUESTRO ESPACIO POLITICO ES LA CONSTITUCION DE 1917.?

Porque la Constitución definitivamente ordena la política en nuestro país. Por más que se haya modificado a lo largo de los años y por más que haya quien dice que las disposiciones de la Constitución no se cumplen, nadie, absolutamente nadie, cuestiona su legitimidad, y nadie trata de alcanzar el poder o trata de ejercerlo fuera de sus límites. Es más, desde que se promulgó, incluso hasta hoy, no ha cambiado la visión esencial de lo que debe ser el Estado ni de cuales son sus funciones. En parte, precisamente por eso, es que México ha tenido un desarrollo económico y social muy particular en la historia de América Latina. Si podemos decir que en algún lugar se encuentra la esencia de lo que fue la revolución, es precisamente en el texto de nuestra Constitución.

RC.-JAVIER BUENROSTRO DICE QUE LA REVOLUCION MEXICANA ES  “HISTORIA Y MEMORIA”.,PERO TAMBIEN ES “MITO E IDEA”.,USTED QUE OPINA DON LUIS..?

Pues tal como lo digo en el ensayo introductorio de Historias de la Revolución mexicana, la revolución tiene una historia y es parte también de la memoria de quienes la vivieron. Pero también es parte de la memoria colectiva a través de los mitos que se han ido formando a su alrededor, y ha dado fundamento a muchas ideas, por ejemplo, de cómo debe ejercerse el poder, o quien está dentro de los límites de la legitimidad para ejercerlo. Creo que se puede diferenciar, perfectamente bien, lo que pasó de lo que la gente recuerda que pasó; así como también se pueden distinguir los mitos y la cultura popular de lo que ha dado fundamento a una idea política, a un reclamo popular o a una propuesta de legitimidad política.

RC.-DR. LUIS COMO SURGIO SU NUEVO LIBRO: “CARRANZA.EL ULTIMO REFORMISTA PORFIRIANO”..?

El libro es el producto final de lo que fue mi tesis doctoral en la Universidad de Chicago. Cuando estaba a la mitad de mis estudios de doctorado, Friedrich Katz, que siempre fue un ser humano muy generoso y muy comprometido con sus estudiantes, fue quien me sugirió que tratara de estudiar la vida de Carranza. En un principio, el Dr. Katz me sugirió que tratara de hacer un estudio basado en fuentes primarias de la presidencia de Carranza. Sin embargo, conforme fui investigando y leyendo, mi di cuenta –y el Dr. Katz me apoyó- de que resultaba casi imposible explicar algunas de las decisiones que Carranza había tomado ya como presidente, sin antes hacer un estudio muy detallado de su biografía y de su labor como presidente municipal y como gobernador. Por eso es que mi libro se concentra en el estudio del Carranza joven, como lo llamó alguna vez el historiador Javier Garciadiego.

RC.-QUE REPRESENTA PARA MEXICO, VENUSTIANO CARRANZA..?

Creo que, también, hay que contestar esto desde diferentes puntos de vista. En términos de la historia de México, Carranza es un personaje central, porque con él, México transita del siglo XIX al XX; la revolución encuentra rumbo y se sientan las bases de lo que podemos considerar el Estado moderno mexicano, tanto porque en la Constitución se establecen las instituciones políticas que le dan sustento, como porque se constituye el Ejército nacional que hoy todavía está en pie y se da el cambio de un Estado que tiene como fin principal proteger las libertades del individuo a uno que tiene como objetivo principal perseguir la justicia social.

Pero en términos de la cultura popular, Carranza representa poco. Poca gente conoce, aunque sea de manera superficial, su biografía. Todas las encuestas que conozco dicen que la gran mayoría de la gente no lo considera un héroe y, de entre los personajes principales de la Revolución, es quien tiene más menciones negativas siempre (claro, después de Porfirio Díaz). En la cultura popular está más presente el verbo “carrancear” –que está asociado al robo y a la corrupción- que Carranza como presidente o como líder político de la revolución.

RC.-QUIEN ERA CARRANZA ANTES DE LA REVOLUCION..?

Carranza, en contra de lo que la mayoría de la historiografía sostiene, no era un hacendado. Más bien era un ranchero que, desde muy joven, se dedicó, principalmente, a la política: fue electo Juez local (aunque nunca tomó posesión por razones de salud); fue presidente municipal en varias ocasiones; fue diputado local; senador de la República; gobernador interino de Coahuila e, inmediatamente después de la revolución de 1910, gobernador constitucional. Ya antes de la revolución, Carranza era líder de una fuerza política local importante, que había estado ligada a Bernardo Reyes, gobernador de Nuevo León, y al reyismo, el movimiento político que buscó que el general Reyes fuera el sucesor de Porfirio Díaz.

RC.-VENUSTIANO CARRANZA MANDO ASESINAR A ZAPATA..?

No existe ninguna prueba documental de que Carranza mandara asesinar a Zapata, pero no cabe duda de que Pablo González, uno de sus colaboradores más cercanos, fue quien planeó el asesinato. Sin embargo, creo que esa pregunta –y así lo he dicho en muchos foros- es completamente anacrónica, pues en 1919 Zapata no era el héroe que reconocemos hoy. Más bien, en esos años, no sólo los carrancistas, sino muchos otros grupos políticos, consideraban a Zapata un bandido, una persona que actuaba fuera de la ley, por lo que no consideraban que estaban llevando a cabo un asesinato político, como lo fue, por ejemplo, ya en nuestros días, el de Luis Donaldo Colosio. Creo que preguntarse si Carranza asesinó a Zapata es completamente equivocado en términos históricos. No es como el asesinato de Villa, que se puede considerar, como lo argumentó muy bien el Dr. Katz, como un asesinato político.

RC.-QUE REFORMA FISCAL IMPORTANTE REALIZO CARRANZA EN COAHUILA..?

Quizá la más importante fue ordenar que se levantara un nuevo mapa catastral de las propiedades del estado para poder recalcular los impuestos que se tendrían que pagar por la propiedad. El proyecto nunca se pudo concretar del todo, pero Carranza tenía muy claro que todas las demás políticas –de educación y salud, por ejemplo- dependían de que el gobierno tuviera los recursos, y que el cobro de impuestos tenía que ser mucho más justo para que eso pudiera lograrse.

RC.-AQUÍ EN PIEDRAS NEGRAS VIVIO UN TIEMPO VENUSTIANO CARRANZA EN EL EDIFICIO DE LA ADUANA FRONTERIZA, QUE DECRETOS REALIZO DESDE AQUÍ..?

Firmó muchos, y muy importantes, pues ahí estableció la cede de su gobierno en dos ocasiones después de la decena trágica y antes de tener que huir a Sonora. Pero me gustaría destacar nada más dos. Uno fue el que le devolvió el nombre de Piedras Negras a esa ciudad fronteriza, pues durante el Porfiriato le habían cambiado el nombre a Ciudad Porfirio Díaz, como lo saben bien los habitantes de Coahuila. El otro, mucho más trascendente para la vida política del país, fue el decreto no. 1498, por el que la Comisión Permanente del Congreso del Estado reconocía la legalidad del Plan de Guadalupe. Fue con base en ese decreto que, después, se pudo convocar al Congreso Constituyente que aprobó las reformas a la Constitución de 1857, y que dieron forma a lo que hoy llamamos Constitución de 1917.

RC.-CUANTOS AÑOS LE LLEVO ESCRIBIR ESTE LIBRO DE CARRANZA..?

Diez años. Como comenté anteriormente, comencé a hacer la investigación cuando estaba en Chicago, y la pude terminar cuando ya estaba aquí en México, en el CIDE.

RC.-Y A PANCHO VILLA LE PERDONO LA VIDA  CARRANZA…?, O QUE PASO..?

Carranza nunca estuvo en posición de juzgar a Villa, ni tampoco su ejército tuvo oportunidad de matarlo en batalla. Por eso, no se puede decir que Carranza “le perdonó la vida a Villa”. En verdad estoy convencido de que Carranza no era un asesino; tampoco “perdonaba” la vida de quienes eran condenados a muerte utilizando facultades extraordinarias ni nada por el estilo. Creo que el caso de Felipe Ángeles nos da alguna pista de lo que hubiese sucedido si Carranza hubiera apresado a Villa en algún momento. Como al general Ángeles, Carranza hubiera ordenado que se le juzgara militarmente, si es que hubiera tenido en mente fusilarlo. La justicia o injusticia del juicio ya es otra historia.

RC.-CARRANZA: HEROE O VILLANO..?

Ni lo uno ni lo otro, cuando menos desde el punto de vista del historiador. Para los historiadores no hay héroes ni villanos. Nuestra labor es tratar de reconstruir los contextos en los que actuaron los personajes históricos para tratar de entender las razones de sus decisiones. En historia no hay conceptos absolutos, como el bien y el mal; lo que hay son contextos que explican las razones por las cuales los personajes tomaron ciertas decisiones, en lugar de otras. Carranza fue un político que se convirtió en líder revolucionario y, después, en presidente de la República. Las decisiones que tomó tuvieron consecuencias, sí, pero no es a los historiadores a quienes nos toca juzgarlas. Insisto, nuestra labor es, simplemente, explicarlas.

RC.- CARRANZA FUE UN GRAN LIDER, QUIENES FUERON SUS MEJORES COLABORADORES..?

Militarmente hablando, sin duda, el general carrancista más importante fue Álvaro Obregón, aunque hubo otros a quienes Carranza tuvo más confianza, como Pablo González, Jacinto Treviño y Francisco Murguía, por ejemplo. También tuvo muy cerca a su hermano Jesús, que fue general del Ejército Constitucionalista hasta que lo asesinaron en Oaxaca.

En términos de sus colaboradores civiles, sin duda Luis Cabrera fue siempre su colaborador más cercano, y quien lo influyó más. De joven, fue muy cercano a su hermano Emilio, quien murió en 1898 cuando era diputado local en Coahuila. Don Venustiano estudió en la Escuela Nacional Preparatoria, mientras Emilio estudiaba en la Escuela Nacional de Jurisprudencia. Yo estoy convencido de que mucha de su pasión por la ley y su obsesión con la legalidad las heredó de su hermano Emilio, a quien admiraba profundamente.

RC.-QUE APRENDIO CARRANZA DEL PORFIRIATO..?

Pues nada más y nada menos, aprendió a ser político, a navegar dentro de lo que era un sistema político muy complejo; aprendió política constitucional, y aprendió a ser líder, que no son pocas cosas.

RC.-PORQUE VASCONCELOS POPULARIZO EN LOS 20 , EL TERMINO “CARRANCISTA”., REFERENTE A SER UN CORRUPTO..?

Yo creo que, más bien, usted se refiere a por qué el término “carrancear” está asociado ser corrupto, ¿o no es así? Uno de los problemas más serios que tuvo que enfrentar Carranza fue lidiar con la escasez de recursos a la hora de pagar a quienes se alistaban en su ejército. Muchas veces, los oficiales y generales carrancistas tenían que mantener la lealtad de sus tropas sin que la Primera Jefatura les enviara recursos, por lo que, ciertamente, el ejército carrancista fue muy corrupto, además de que saqueaban muchas de las propiedades que podían ocupar. Por eso, a los Constitucionalistas los apodaban los “conlasuñaslistas”, o se decía que “carranceaban”, refiriéndose a esos saqueos y robos. José Vasconcelos, me parece, fue quien popularizó el uso de ese verbo, que hasta hoy está en uso en la cultura popular.

RC.-DR. LUIS, PORQUE EL SUBTITULO DE “EL ULTIMO REFORMISTA PORFIRIANO”..?

Porque Carranza nunca se vio a sí mismo como un revolucionario, y siempre estuvo seguro de que hacer las reformas necesarias para incorporar a muchos de los grupos que quedaron excluidos del sistema político durante el porfiriato era la única estrategia posible para evitar la revolución. Era, definitivamente, un porfiriano, en el sentido de que no era uno de esos “porfiristas”, que le habían sido leales a Porfirio Díaz o que veían en él al salvador de México. Carranza nunca apoyó a Porfirio Díaz y, de hecho, se tuvo que enfrentar a él en distintos momentos. Carranza era un político porfiriano, es decir, de los tiempos del porfiriato; que aprendió la política en ese sistema político, y que logró sobrevivir a la Revolución, algo que no se puede decir de otros “reformistas” que se levantaron en armas en 1910 con los reyistas –como los hermanos Vázquez Gómez o como José López Portillo y Rojas por ejemplo-.

RC.-DR. LUIS, LA REVOLUCION TRIUNFO…?

Otra vez, depende del punto de vista que se tome. Si vemos la revolución como un levantamiento en contra de Porfirio Díaz, pues definitivamente logró su objetivo y “triunfó”. Si lo vemos como un intento de reformar el sistema político mexicano y de institucionalizar reformas que hicieran más incluyente la política, pues también pienso que podemos decir que triunfó. Pero si consideramos que la revolución fue un intento por poner en práctica reformas sociales –más allá de legislarlas solamente- o de hacer posible en México, por primera vez, la justicia social, pues creo que la revolución fracasó. Bastaría, nada más, ver la situación social de México a cien años del inicio de la Revolución.

RC.-CUAL SERA SU PROXIMO PROYECTO..?

Estoy ahora a la mitad de dos proyectos principales, aunque siempre los académicos nos distraemos mucho con proyectos más pequeños. Uno tiene que ver con la historia de la Constitución local de Coahuila, pues creo que en ella podemos ver parte de lo que yo llamo “la historia oculta” de la Constitución de 1917. Muchas de las reformas que se hicieron a la Constitución de 1857 durante el Congreso Constituyente de 19916-1917 se habían hecho antes a la Constitución local de Coahuila. Además, el método que siguió Carranza para reformarla, también es muy similar al que había utilizado para reformar la Constitución local. La historia de esa Constitución, la local de 1913, no está escrita ni ha sido analizada con cuidado por los historiadores, y creo que vale mucho la pena darla a conocer, tanto por su valor como historia política como jurídica, por ejemplo.

El otro proyecto tiene que ver con la historia de la reforma agraria entre 1915 y 1920. En la historiografía se fue, poco a poco, consolidando el mito de que Carranza se opuso a las reformas sociales que el Constituyente incluyó en la Constitución de 1917, y que luego se opuso a ponerlas en práctica. Yo creo que tampoco se ha analizado con cuidado cómo, dónde y por qué Carranza impulsó la reforma agraria, y los obstáculos a los que se tuvo que enfrentar. Creo que no se le ha dado el papel que corresponde al Poder Judicial en esa historia.

RC.-DR. SE QUE ESTARA EN  SALTILLO EN NOVIEMBRE, CUANDO VISITA NUESTRA FRONTERA PIEDRAS NEGRAS…?

Cuando ustedes me inviten. Sería un honor.

RC.- QUE LE PARECIO LA FOTO QUE LE ENVIE DE CARRANZA CON DON PATRICIO DE LEON CON EL CAÑON FABRICADO AQUÍ EN LA CASA REDONDA..?

Muy interesante. Es una foto que se ha publicado ya en muchas ocasiones, y que es muy importante porque demuestra el interés que tenía Carranza en que el ejército mexicano fabricara sus propias armas, para no depender de intereses extranjeros. De hecho, Carranza siempre impulsó la fábrica nacional de armas, y en su archivo oficial se puede ver el cuidado que siempre tuvo para llevar un registro de las armas que se fabricaban y que se reparaban para los suministros del ejército.

Anuncios

Publicado el junio 4, 2011 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: