Archivos Mensuales: septiembre 2012

Daniel Liebshon

Daniel Liebsohn lleva una vida de amor con el arte. “Desde niño siempre tuve obsesión por las antigüedades. A los dieciocho años abrí mi galería y me convertí en anticuario” nos cuenta quien también es coleccionista, curador, museógrafo e interiorista.

RC.-¿Daniel, como surgió la creación de la “Galeria Daniel Liebshon”..?

Surgió de una inquietud por las antigüedades que siempre tuve desde niño. Abrí la galería a los 18 años, estudiaba Ciencias de la Comunicación, Artes Plásticas y también trabajaba. Al empezar a coleccionar me dí cuenta que no podía quedarme con todo, o me encontraba con piezas que sabía, no eran para mí, pero inmediatamente esa pieza me hacía recordar a alguien que podría fascinarle. Así descubrí como compartir esta pasión, siendo el intermediario, entre el objeto y su futuro propietario.

RC.-¿Qué experiencia es contemplar cotidianamente antigüedades en espacios contemporáneos..? 

Es la posibilidad de vivir y expresar el arte en la vida diaria. La idea es hacer la obra parte del uso y goce cotidiano en un ambiente muy cómodo sin que te sientas en la sobriedad de un museo.

RC.-¿Cómo logras esas únicas combinaciones entre objetos de distinta época..? 
(más…)

Anuncios

Daniel Alcala

Estudió en la Escuela de Artes Plásticas “Rubén Herrera” (Saltillo Coah, 1996-2000) y en la Escuela de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda” (Mexico DF, 2002-2007). Sus exposiciones individuales mas recientes son: Nuevas Tipologias, Arroniz Arte Contemporáneo (Mexico DF, 2008); Paperscapes, SCOPE Art Fair (Miami EE UU, 2007); Mapas para perderse, Café La Gloria (Mexico DF, 2007) y Ciudad Espectacular, Casa Vecina (Mexico DF, 2007).

RC.-¿Daniel, para orgullo nuestro, eres nigropetense, que es para ti Piedras Negras..?

El lugar donde nací y donde vive mi familia. El lugar de mi niñez y adolescencia. El lugar a donde regreso constantemente, física y mentalmente. Sencillamente mi casa.
(más…)

Claudia Marcucetti

Nació en La Spezia, Italia. Se mudó a México con su madre desde los trece años. Estudió arquitectura, profesión que ejerció durante diez años, hasta que decidió dedicarse de lleno a una actividad en la que interviniera más su imaginación y donde pudiera desahogar sus tormentos: la escritura. Ha colaborado en el periódico Excelsior y las revistas Open, Marie Claire y PlayBoy. Ha publicado la colección de cuentos ¡Lotería! Historia de rifas diarias y la novela Los Inválidos.

RC.-¿Claudia, llegaste a México a los 13 años, qué recuerdas de ese cambio..?

CMP. Recuerdo que llegué el 8 de agosto y el 11 era mi cumpleaños, que pasé con hijos de amigos de mi mamá que no conocía. No pude conversar con ellos porque no hablaba yo ni español ni inglés, ni ellos italiano o francés. Recuerdo todas las peliculas de la Época de Oro del cine mexicano que vi (en el entonces canal 23 de Cablevisión) con el objetivo de aprender el idioma. Acabé siendo una gran admiradora del Santo, de Sara García, de Joaquín Pardavé, etc.: ellos fueron mis maestros. Recuerdo que mi madre me mandaba a la escuela con papelitos que traían frases de un lado y su traducción del otro. Me desesparaba no poder comunicar, así que aprendí el idioma en el que ahora escribo lo más rápidamente posible.

(más…)