Archivo del sitio

Isela Vega

Nació en Cuauti, Sonora en 1939. Su padre fue Arturo Vega y su madre María Durazo, ambos oriundos de Sonora. En 1957, cuando tenía 18 años de edad, fue Princesa del Carnaval de Hermosillo, esto le abre las puertas para iniciarse en el mundo del modelaje, por lo que viaja a Estados Unidos para estudiar inglés y modelaje. Durante algún tiempo canta boleros y canciones de los Beatles en bares de la ciudad de México, como el Impala del hotel Regis, el Hilton y el Terraza casino, entre otros, después participa como modelo del programa Max Factor Hollywood en 1959, mientras toma clases de actuación. Al año siguiente salta a la pantalla grande con un papel en la cinta Verano violento (1960) junto a Pedro Armendáriz , Guillermo Murray y Gustavo Rojo. Su debut en teatro es en la misma época con la comedia Una viuda y sus millones, de Alfonso Anaya, en el teatro Venustiano Carranza.

RC.- QUE RECUERDA DE SU QUERIDO SONORA…?

Mis recuerdos de Sonora son muy entrañables, mi niñez es el tiempo más feliz de mi vida, en mi memoria, crecí en el campo con mis seis hermanos, mi mamá y mi papá, la naturaleza.

(más…)

Marta Aura

Nació en la Ciudad de México. Desde muy pequeña, Marta participó en festivales de canto y teatro. Pero fue en su adolescencia cuando descubrió su pasión por la actuación. Debido a que sus padres no aprobaban su elección, decidió irse de su casa junto con sus hermanos María Elena Aura, actual escritora. Estudió actuación en la Academia Nacional de Bellas Artes.1 Debutó en teatro en 1959, pero se dio a conocer profesionalmente en 1965 junto a Miguel Sabido en obras como Voces en el templo y El divino narciso.

RC.- MARTA, USTED EGRESO DEL INBA DE ARTES ESCENICAS ,COMO SE DECIDIO POR DICHA CARRERA..?

Desde muy chica mi pasión fue actuar, leer y declamar poesía. En la secundaría empecé a actuar en un concurso que se hizo para secundarías y desde entonces supe que sería actriz.

RC.-USTED SE INICIO EN EL TEATRO, CUAL ES LA MAGIA DEL TEATRO…?

Cuando yo quería ser actriz no pensé más que en el teatro, la televisión ni siquiera se me ocurría, estoy convencida de que el teatro nos hace crecer a través del proceso de ensayos y el estudio de la obra. Pienso que nos volvemos un poco psicólogos. Al estudiar a un personaje es como si estuviéramos desmenuzando su vida, tomando en cuenta todo el contexto social, su familia, la época en la que le tocó vivir, el momento que está viviendo, etc. Nos adentramos en las interioridades del personaje que vamos a representar. Y eso es lo que te hace tener un conocimiento mayor del ser humano en general.

(más…)