Alejandro Vela

Originario de Piedras Negras, Coahuila, Alejandro Vela comenzó a tomar lecciones de piano a los siete años de edad con su madre, la maestra Hortensia Vela Mante. Poco después, ambos iniciaron una serie de viajes dominicales a San Antonio Texas, con el fin de que el novel intérprete se iniciara como discípulo del compositor norteamericano Robert Avalon. Fue hasta los 14 años que Vela se mudó a Houston para ingresar a la Escuela Preparatoria de Artes Visuales y Escénicas, donde continuó bajo la guía de su ya maestro y dio inicio a una brillante carrera musical.

RC.- Alejandro, cuando te iniciaste a la música..?

Desde chico, desde los 3 o 4 años ya estaba yo con los oídos ya bien “ubicados” en lo que eran las armonías típicas, la Casa de la Cultura era mi guardería, escuchaba a mi mamá dar clases de piano y en mi casa mi abuela tocaba el piano cantando a diario. Entonces ya sabía yo lo que era el piano, pero nunca me había sentado a tocarlo., fue hasta los 7 años, a esa edad me gusto mucho, me aprendí una pieza, así.., al instante.


RC.- Recuerdas cual pieza era..?

Si., se llama “Trompetas de fuego”., y luego fue “Surgiendo el mar”..esas fueron las 2 primeras piezas que toque al instante..Ese mismo día. Luego mis primeras piezas clásicas fueron “Duet” de Mendelssohn, y “Tag” de Sergei Prokófiev con la que gané mi primer concurso en San Antonio, Texas a los 10 años.

RC.- Y tu primer maestra , tu madre, la maravillosa maestra “Titi”..?

Mi mamá fue la primera de los tres maestros principales que formaron parte de mi desarrollo y crecimiento artístico. Ella inició ese fuego dentro de mí, me inyectó esa adrenalina por ser el mejor de uno mismo, y que mejor que te lo diga tu madre. Creo que el “principio” de cada trabajo y esfuerzo en la vida es lo más importante.

RC.- Y de ahí que siguió..?

Sabía que iba a convertirme en un pianista a la edad de ocho años. Sólo un par de años más tarde, ya estaba tomando lecciones en Texas con Robert Avalon. Cada domingo mi madre y yo viajábamos en coche a San Antonio sin fallarle a la clase, eran 3 horas de ida, 3 de vuelta para 2 horas de clase y también teniendo en cuenta que mi mamá no manejaba en carretera. Los viajes fueron parte de esa lucha, fueron otra enseñanza más, cada semana escuchábamos grabaciones de Horowitz, De la Rocha.. O sea que las 6 horas de viaje con el simple hecho de escuchar y vivir ese momento era como parte de la clase.

RC.- A esa edad ya sabias que no serias doctor, ingeniero, o arquitecto..?

Por supuesto, lo descubrí cuando sentí profundamente la música clásica, lo maravilloso que sentí interpretar Prokófiev desde pequeño.., yo creo que desde los 10 años, claro, también me daba por la patineta, los deportes en esa etapa., pero cuando llego la adolescencia, yo era puro piano, mi mundo era distinto a los demás, se trataba de horas y horas de práctica, así estuve durante tres años en Houston en una escuela de artes con el mismo maestro Avalon antes de irme a Nueva York.

RC.- Cuando llegaste a Nueva York..?

A los 17 años.

RC.- Cuanto tiempo permaneciste allá..?

Estuve 7 años Ramón., hice la licenciatura y la maestría en música en la prestigiosa Escuela Juilliard. Allí estudié con la maestra que cambió mi vida Yoheved Kaplinsky.

RC.- Como recuerdas esa etapa..?

Le eche muchas ganas, tenía una sola meta que era aprender, era como una berenjena que absorbía todo rápidamente y necesitaba de de repente me daba cuenta que ya estaba tocando con orquestas en Estados Unidos, Israel, Canadá, República Dominicana, y por supuesto en México. También hice mi debut en Europa, gané muchos concursos, muchos premios y conocí a mucha gente.

RC.-Todo esto te dio mucha experiencia verdad..?

Si, creo que aproveche al máximo esa etapa en Nueva York, actué con seguridad, confianza y valentía., el Lincoln Center era mi barrio, allí viví, crecí, lloré, descubrí. Todo relacionado con el arte. Un crítico en la ciudad de Tel Aviv después de mi concierto con la orquesta comentó en el diario “Alejandro Vela, de México, no espera ni le pide permiso a nadie para que le digan como tocar, él lo demuestra desde sus primeras notas en el teclado.”

RC.-Has intentado componer música…?

Claro que sí, pero la interpretación de las grandes obras de los grandes maestros como Bach, Schubert, Frank, Liszt es pura felicidad, genialidad, es otro mundo, es como encontrar a Dios.

RC.- Alejandro a los 19 años participaste como solista con la Sinfónica de Chicago bajo la batuta de Christoph Eschenbach., que experiencia fue.,?

Tocar con esa clase de orquesta, y con el gran Maestro alemán a los 19 años, frente a 5,000 personas fue algo excepcional. Ese mismo día toqué dos veces con Eschenbach, primero como solista y luego en un recital a 4-manos interpretando el “Gran Dúo” de Franz Schubert, otro triunfo más que quedó escrito en el Festival Ravinia.

RC.- Tu profesionalismo te ha llevado a Italia, Austria, Hungría, Ucrania, Alemania, Holanda, Suiza, Israel, Japón, Taiwán, Canadá, República Dominicana, Estados Unidos, México., etc.., que otro país te gustaría conquistar..?

Finlandia, Corea del Sur, Malasia

RC.-Alguna vez estando en estos grandes escenarios te ha llegado alguna imagen de tus primeras clases en la Casa de la Cultura..?

Por supuesto, a nadie se le olvida caminar.

RC.- Soñaste alguna vez todo este éxito…?

Para mí los sueños son fantasías, es lo que hago ahora en el presente lo que importa. El principio es la parte más importante de todo éxito, tal vez un sueño sea el inicio de un pensamiento, que más tarde se convierte en una realidad.

RC.- Representar a México en sus embajadas en varias partes del mundo, nos llena de orgullo, seguirás con este proyecto..?

Por supuesto que sí. Me gustaría ser el embajador de la cultura en todos los países, representando a México.

RC.- Que ha significado en tu vida familiar y profesional “La maestra TiTi”..?

En una palabra te lo puedo decir: Todo

RC.-Cuáles son tus próximos proyectos, viajes..?

Recitales en la sala de conciertos en la prestigiosa Academia Sibelius en Helsinki, en la Sala de Conciertos de la Sociedad de Amigos de la Música Óbuda en Budapest, en el Canadian Opera Company Piano Virtuoso Series en Toronto, nuevas giras en Asia.

RC.- Que significaría preparar un concierto aquí en tu ciudad Piedras Negras..?

Es un honor tocar en la ciudad donde todo comenzó para mi. Tocar en casa además de tocar en otras partes del mundo es siempre muy especial. Espero ese día ver caras conocidas para saludarlos personalmente a cada uno de ustedes.

RC.- A quien se lo dedicarías..?

A todos.

RC.- Quien es Alejandro Vela..?

Una persona que le encanta compartir con la gente, que transmite lo que siente y lo seguirá haciendo hasta el último día de su existencia.

 

Anuncios

Publicado el diciembre 19, 2011 en Música y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: